Diversas culturas alrededor de la muerte

La muerte es un hecho seguro y cómo percibamos su presencia dependerá de la cultura y creencias religiosas a las que estemos apegados como individuos. 

Después de la muerte no sabemos a ciencia cierta que sucede, sin embargo, la humanidad y sus diversas religiones y culturas intentan darle un significado para así entenderla. 

Durante años de evolución se han creado diversos rituales para honrar a los fallecidos y al mismo tiempo abrirles camino a una vida diferente después de la muerte. 

Aunque todos somos humanos, la percepción de la muerte y los rituales funerarios después de ella varían según la zona geográfica y religión. 

Hoy queremos contarte un poco de esas diversas culturas alrededor de la muerte.

Budismo:

En el budismo se considera la muerte como un aspecto biológico y natural del cuerpo, sin embargo no se lamenta ya que se considera que es solo el momento de la transición del alma. 

La muerte en la cultura budista no es más que el momento en el que el alma debe encontrar otro cuerpo en el que reencarnar, por eso su ritual funerario es diferente al de las culturas orientales. 

En la cultura budista se acepta el dolor por la pérdida del ser querido, pero se entiende que es un dolor para los vivos de no ver más a la persona fallecida pero entienden que su viaje álmico continúa.  

Para el budismo, las acciones buenas o malas del individuo determinan su próxima vida, por lo tanto el cuerpo en el que reencarne se definirá según su karma. 

La percepción de la muerte en el budismo es efímera ya que consideran que la vida es eterna. Y con esta creencia, en sus rituales funerarios, se incinera el cuerpo lo antes posible con la esperanza de que el alma pueda buscar otro cuerpo

Judeocristiana:

En las culturas como el judaísmo, cristianismo, la religión catolica, el islam, entre otras, se percibe la muerte como un castigo divino y por eso alreedor de ella se siente una percepción negativa. 

Desde la cultura romana y griega se considera que la muerte es un castigo para la humanidad y esta percepción ha creado un pensamiento negativo alrededor de ella. 

Sin embargo en estás mismas culturas se asegura la vida después de la muerte en diferentes lugares y situaciones. 

Judeocristiana

Para cada una de estás culturas los hechos que acumules en vida serán determinantes para el lugar donde pases la eternidad después de la muerte, si en el paraíso o cielo con acciones positivas o en el purgatorio o infierno como castigo definitivo a tus acciones negativas. 

En esta cultura el proceso funerario busca honrar todas las acciones del difunto con el fin de asegurar su espacio en el paraíso y también se entierra el cuerpo para esperar la resurrección en el momento que llegue la vida eterna para todos.  

Vudú, Haitiana y Africana:

En estás culturas la percepción de la muerte cambia radicalmente, ya que la entienden y comprenden como un proceso natural, normal y no genera ningún tipo de dolor o angustia. 

En estas culturas se entiende que la muerte es el paso que da el individuo para abandonar el mundo terrenal y entrar al mundo espiritual. 

Para las personas con influencias africanas la creencia del mundo espiritual es fuerte, aunque es un mundo que no pueden ver, escuchar o sentir saben y creen en su existencia eterna. 

En esta cultura la muerte no es sinónimo de dolor o castigo, sino una manera de permanecer eternamente al lado de la familia. 

Los rituales funerarios en esta cultura son distintos ya que como no se percibe la muerte como algo negativo, ni un abandono ni una pérdida, no hay dolor ni sufrimiento alrededor de ella, de hecho se entregan a ella. 

En estos lugares y/o culturas no hay un deseo real por permanecer con vida sino que se resignan al momento de la muerte de manera natural, sin hacer esfuerzos en recuperar la salud. 

En esta cultura se entierra a los difuntos en el patio de la casa en la que vivió con la esperanza de que pase allí la eternidad en el mundo espiritual protegiendo a sus familiares y reunido con sus ancestros.

Ateísmo o civismo

Ateísmo o civismo:

Para los ateos la percepción de la muerte no esta amarrada a una consideración religiosa, sino a la comprobación de los hechos científicos actuales. 

Para los ateos no hay vida ni castigo después de la muerte, simplemente el fin de la vida material tal cual como la conocemos hasta ahora. 

Los ateos entienden el dolor de la pérdida del ser amado porque saben que no volverán a verlos, pero no practican rituales posteriores a la muerte como se acostumbra en otras culturas. 

Sea cual sea tu percepción de la muerte podemos concluir que es un hecho natural del que no podemos huir. 

Por tanto lo mejor es aferrarnos a lo que nos de paz y nos permita suavizar el dolor que deja la partida de un ser amado. 

Deja un comentario

Ir arriba