Rituales para conmemorar a un ser querido fallecido

Puede suceder que aún después de un tiempo de la partida de un ser querido el dolor de su ausencia te siga afectando y que al llegar la fecha de aniversario de su muerte te sientas abrumado y con profunda tristeza

Es parte del proceso de duelo extrañar y entristecerse ante la ausencia de una persona con la que se tenía una estrecha conexión emocional.

En algunas culturas se acostumbra realizar rituales para conmemorar la memoria de un ser querido fallecido en la fecha de aniversario de su muerte, esta puede ser una buena herramienta para gestionar las emociones de ese día.

Por medio de estás acciones se busca honrar al difunto, demostrar el respeto y cariño que existía, este mismo acto les permite a algunas personas avanzar en su proceso de duelo gracias a que permite cerrar ciclos planeados en vida con el familiar.

La idea de estás ceremonias es recordar al difunto, resaltar sus virtudes y de alguna u otra forma compartir su legado con otros, estás acciones permiten que los familiares liberen la carga de dolor, estén acompañados y sientan que benefician la memoria del ser amado.

Cabe destacar, que cada caso es diferente, las conexiones, costumbres y relaciones se honran de manera particular.

Aún así, hoy vamos a proponer algunas ideas que pueden llevarse a cabo en el aniversario del fallecimiento de un ser querido.

Visita su tumba o enciende una vela en su nombre:

Puede ser la costumbre más clásica pero efectiva. En estos momentos de conexión e introspección se puede hablar con la memoria del familiar y drenar toda clase de sentimientos.

Contar historias, hablar sobre lo mucho que se le extraña e incluso llevar ofrendas que le hubiesen gustado en vida.

Puedes ir acompañado o solo al lugar de descanso de tu familiar, dejar algo o pasar un largo rato a su lado conversando.

Organiza una misa:

Para las familias muy devotas esta acción es importante, permitir que el nombre de su difunto sea aceptado y honrado en la casa de Dios. Puedes asistir a la misa o solo solicitar que hagan oraciones en su memoria.

Visita su tumba o enciende una vela en su nombre

Realiza un ritual familiar:

Si tu familia está unida puedes organizar un espacio para recordarlo, colocar sus fotos, encender velas y preparar algo de comer, haciendo una celebración entre la vida de los presentes y la conmemoración de la persona ausente.

En este espacio se puede permitir a cada miembro de la familia relatar historias y mencionar las lecciones aprendidas del ser querido, se puede sentir el apoyo de todos con la misma causa y sanar el dolor acompañado de los que más se aman.

Incluso puedes pedir que lleven objetos que recuerden la memoria del familiar como una especie de tributo familiar.

También puedes abrir un momento de oración donde pidan por su descanso eterno y agradezcan por haberlo conocido.

A partir de esta idea puedes encontrar distintas formas de engrandecer su memoria que sea única del familiar basadas en su personalidad y gustos.

Dona algo en su memoria:

Puede ser un regalo que él/ella hubiesen disfrutado, algo que quiso comprar y no pudo o alguna causa que pensó apoyar en vida.

Completa su sueño, honra su vida a través de la alegría de otras personas. No tiene que ser una gran donación, con un detalle a alguién que lo necesite o a un viejo amigo estarás cumpliendo con tu ser querido.

Escápate a su lugar soñado:

Quizás añoraba visitar una ciudad, tenía una vieja propiedad en las afueras de algún lugar al que no podía ir frecuentemente, le gustaba ir a acampar o pescar a un lugar especial o simplemente amaba los paseos en el parque.

Sea cual sea su lugar soñado ve hasta allá, lleva contigo una foto o alguna forma de recordarlo y cumple su deseo.

Puede tomarte tiempo planificar un evento como este o hacerlo en el primer aniversario, en cualquier caso puedes ir y dejar algún tipo de recuerdo de tu ser amado. Si escuchas a tu corazón siempre sabrás que es lo que le hubiese encantado.

Planta un árbol y miralo renacer con su memoria

Se eco de su legado:

Esta tarea puede ser difícil, ya que los sentimientos negativos te abruman durante el duelo, pero si te aferras a sus valores y principios podrás levantarte más rápido y recordarlo con amor y no con dolor.

Vivir resaltando sus enseñanzas, compartir con otros su legado, construir alguna causa que realce sus principios pueden ser formas de hacer eco de su memoria.

Las personas son únicas y maravillosas ¿Qué hace a tu ser querido único y maravilloso? Eso es lo que debes compartir con los demás.

Planta un árbol y miralo renacer con su memoria.

Anímate a usar estás herramientas para soltar un poco el dolor y recordar con amor a tu ser querido.

Deja un comentario

Ir arriba