¿Por qué deberíamos hablar más de la muerte?

La razón principal por la que debemos afrontar el tema, a veces tabú, de la muerte es porque tarde o temprano va a llegar a nuestras vidas.

La muerte en la familia o en uno mismo, es un momento de incertidumbre y dolor que a todos nos afecta, por esta razón hay que hablar de ella con los seres amados con el fin de suavizar su percepción ante ella.

En la cultura latinoamericana es bastante común hablar de la muerte como un período de transición, junto con otras creencias personales de cada familia, aún así es tema tabú para una gran parte de la población.

Lastimosamente, todos vamos a conocer de cerca a la muerte, es mejor que nuestros familiares estén preparados con un sistema de creencias sólido que los ayuden a superar el evento.

Aunque creas que es un tema de incomodidad, abre debate sobre la muerte en la cena con amigos y familia

Puede sorprenderte la cantidad de puntos de vistas que hay alrededor de este tema, y puede ayudarte a verlo con otros lentes.

Hay millones de creencias alrededor de la muerte en esta tierra, tu y tu familia pueden aferrarse a la que mejor les parezca, lo importante es que consigan ese bote salvavidas cuando se enfrenten al duelo.

Hoy en día vivimos en una cultura que desea tapar la vejez y evitar la muerte a toda costa

Si alejamos a nuestra familia e incluso nosotros mismos de esta falsa creencia podemos vivir las etapas de la vida con más naturalidad y presencia.

Huir de algo tan natural como la muerte puede ser agotador, y puede dejar huella en los seres amados por eso, lo mejor es conversar y preparar a nuestra familia para nuestra partida o la de alguien más.

Hablar con niños o adolescentes sobre este tema tan delicado puede ser complicado, porque ellos se resisten a la idea de perder a alguien

Aún así, se puede utilizar la muerte de animales o personajes de películas para mencionar la muerte como una realidad inevitable.

De esta forma podemos suavizar su percepción y prepararlo para un hecho inesperado e impredecible, se puede ver como una manera de protección.

Sí, una forma de proteger a quienes amamos es preparandoles para una partida inesperada que puede suceder en la juventud o en la vejez.

Hablar con niños o adolescentes sobre este tema tan delicado puede ser complicado, porque ellos se resisten a la idea de perder a alguien

Ojala todos tuviéramos la fecha asegurada para avisar a quienes amamos, pero hay infinidad de situaciones que dejan a los niños y adolescentes desconcertados.

Cuando debates con tus hijos, hermanos y amigos sobre la última despedida le haces un favor suavizando su duelo con tu percepción de la muerte, aferrándote a tus creencias.

La muerte es un tema de sensibilidad emocional, no esquives el dolor ante tu familia

Cuando no se sabe como enfrentar la muerte por que no se ha hablado lo suficiente del tema lo más común es huir del dolor dejando todo en mano de doctores u otros familiares.

Pero lo correcto es afrontar la situación en familia, brindar apoyo a los demás en lo que se pueda o vivir el dolor como mejor lo parezca.

Tratar de evitar el sentimiento que deja la muerte por verla como un proceso natural de la vida no es sano.

Sea como sea la muerte, precedida o inesperada, es dura

Sin embargo, cuando estamos en los tratamientos y cuidados de la persona amada nos vamos enfrentando a su despedida.

Claro, esto dependerá de la percepción de cada quien, pero estar allí en los últimos días de su vida puede dar un alivio durante el duelo.

Aunque sigue siendo un momento difícil de afrontar, se puede estar mejor preparado ante la situación, conectar de una forma natural que brinde a ambos una experiencia de crecimiento y no de dolor.

Al hablar de la muerte no se busca desensibilizar sobre el tema, al contrario se busca la aceptación de la pérdida y del duelo con la perspectiva de una pronta superación

Al hablar de la muerte no se busca desensibilizar sobre el tema, al contrario se busca la aceptación de la pérdida y del duelo con la perspectiva de una pronta superación

El duelo y el dolor de la pérdida de un ser amado es algo inevitable se hable o no de la muerte previamente, pero al hablar de la muerte la capacidad de aceptación se aumenta.

Se comienza a entender la muerte como un proceso natural de un ciclo de vida que no podemos evitar y se comprende un nuevo estado del ser amado donde no sufre.

Entendiendo esto se puede decir que, hablar de la muerte facilita el duelo y ayuda a la superación de la misma.

Entonces, ¿Consideras prudente conversar de la muerte con tus seres amados a partir de ahora?

Si tu respuesta es sí, seguro te interesará conocer nuestro artículo sobre el duelo.

Deja un comentario

Ir arriba