Razones para planificar un funeral antes de morir

Existe un mal concepto alrededor de la planificación del funeral que debemos eliminar, se toma como una acción negativa que adelanta la situación amarga de la muerte, en una creencia netamente cultural se piensa que si se planifica el sepelio se atrae el desafortunado evento de morir. 

Entendemos la muerte como algo a lo que hay que huir y se nos olvida que es un proceso natural que, tarde o temprano, ocurrirá. No se trata de ser negativos, dejar de temerle a la muerte o de perder el deseo de vivir, la planificación de un funeral se trata de precaución y protección a nuestra familia. 

Sí, al planificar nuestro propio funeral por adelantado, contar con un respaldo de seguros o prepararnos con alguna opción para cuando no estemos extendemos nuestra protección a nuestra familia, la alejamos de un suceso más duro de lo que ya es perdernos. 

Puede ser que te cueste pensar en estos detalles, sentimos miedo al querer incluirnos en un plan prepagado para un sepelio, sin embargo, las razones para hacerlo seguro te darán esa emoción que te hace falta. 

Protección a nuestros seres queridos:

La razón más importante es dejar a nuestra familia lo mejor posible en el caso que ya no estemos, prepararlos y cuidarlos aún después de nuestra partida.

Siendo honestos la muerte es un suceso inesperado, las esperanzas siempre están en que nuestros seres amados vivan y no estamos listos para aceptar su partida por eso los duelos son tan largos. Ahora imagina que tu familia te ve partir y además de eso debe elegir todos los detalles de tu sepelio, cubrir con los gastos y realizar una serie de trámites legales en medio del dolor. 

Planificar el funeral antes de morir puede proteger a tus seres amados de este trago amargo, permitirles vivir su proceso de duelo sin preocuparse por nada más, esperar que tu funeraria de confianza se haga cargo de cada detalle que dejaste por anticipado. 

Proteger a nuestro seres queridos siempre será nuestra misión y permitir que se extienda más allá de la muerte es llevar tu legado a un siguiente nivel. Por tu familia es la razón perfecta para anticiparse a este lastimoso, pero inequívoco momento. 

como hacer la planificación de un funeral

Ahorro económico:

Los planes prepagados de las funerarias ofrecen diversos paquetes, métodos de pago y hasta un sistema de seguro que cubre cada detalle del sepelio. Evidentemente anticiparse a esta situación representa un ahorro a largo plazo. 

Cuando los funerales son de emergencia los costos se elevan y las familias se enfrentan a una situación incómoda, deben atravesar un proceso de dolor y sufrimiento y al mismo tiempo lidiar con la idea de solventar económicamente el suceso. 

Muchas familias pierden la oportunidad de lograr cumplir con los deseos de sus difuntos o con los compromisos culturales o religiosos por falta de recursos. 

Estimar el costo de un sepelio sin previo aviso es una carga pesada para la familia del difunto, sobre todo cuando desean una despedida específica y no pueden lograrlo. 

Dejar todo en orden:

El aspecto legal y familiar van unidos cuando se trata de herencias y testamentos. Si quieres evitar discusiones, conflictos y separaciones en la familia después de tu partida lo mejor es que te prepares para cuando tengas que partir. 

Separar los bienes, convenir un testamento y dejar por sentado la división de la herencia es una tarea que deberíamos hacer todos los ser humanos, evitar que los sucesores pasen por la situación de dividir todo lo que un día fue propiedad del difunto. 

Es importante tener en cuenta que en los bienes hay recuerdos, lo que significa que se puede sentir un vínculo especial con algunos lugares y objetos aun después de morir. Las personas pueden aferrarse a ellos como parte del sufrimiento lo que puede causar peleas en la familia. 

planificar nuestro propio funeral

Dejar un testamento, organizar los bienes y las finanzas personales para que estén en orden en el momento del fallecimiento es un gesto de amor para nuestros seres queridos. 

La planificación anticipada de su propio funeral es un mecanismo de defensa ante lo inevitable, es una protección y un gesto de amor para quienes amamos. Puede ser un tema que cuesta procesar, tal vez es incomodo elegir objetos, flores y detalles que no vamos a ver cuando nos llegue la hora. 

Aún así, debemos aprender a aceptar que estamos en la vida por un tiempo limitado, dejar amor y hacer feliz a nuestros seres queridos es la única razón que nos debe mover y eso es lo que demuestra esta opción. 

Sé precavido y protege a tu familia de una situación tan dolorosa. 

Deja un comentario

Ir arriba