¿Cómo es el proceso de cremación en Panamá?

La cremación es el acto de incinerar el cadáver de una persona hasta reducirlo a cenizas, como parte de los servicios de una funeraria. El proceso de cremación en Panamá ofrece distintas alternativas y requiere varios pasos que conocerás en este artículo.

Actos fúnebres

Tienes muchas alternativas para elegir cuando pierdes a un ser querido dentro de tu núcleo familiar. Aquí intervienen variables como el presupuesto, religión y la última voluntad del finado. Sobre la disposición del cadáver existen las opciones de enterrar el cuerpo o cremarlo.

Esta última práctica ha venido cobrando fuerza en Latinoamérica en décadas recientes. La expansión de la pandemia de la COVID-19 ha reforzado esta tendencia por ser más higiénica, económica y más amigable con el ambiente. Para llevar a cabo este procedimiento debes hacer algunos trámites.

Lo que debes hacer acerca de proceso de cremación en Panamá

Ante el escenario de un desenlace fatal para un ser querido, hay que iniciar los trámites contratando los servicios de una funeraria. Una vez definido este punto, debes hacerles saber cuáles son los requerimientos de la familia en torno al proceso de cremación.

Los servicios que vienen incluidos dentro del contrato con la empresa funeraria van a depender del presupuesto acordado. Para cremar un cadáver necesitarás adelantar, personalmente, o a través de la funeraria, dos trámites que son indispensables en estos casos.

Certificado de defunción

Se trata del documento expedido por las autoridades gubernamentales que certifica el fallecimiento de una persona. El acta incluye información sobre la identidad del difunto, datos de nacimiento como lugar y fecha, nacionalidad y la causa del deceso.

Este documento debe ser tramitado por los familiares directos sobrevivientes del fallecido o, en su defecto, algún representante legal que haya sido designado por la familia o el mismo finado.

El certificado de defunción no solo te servirá para los trámites relacionados con el sepelio. Según las leyes panameñas, es el único documento válido para finiquitar las obligaciones que un ciudadano fallecido haya tenido con el Estado.

Si no has incluido en los servicios funerarios la tramitación de este requisito, debes hacerlo personalmente. Puedes conseguirlo en las oficinas de la Dirección Nacional de Registro Civil, en las dependencias regionales u oficinas distritales. Igualmente, puedes tramitarlo en las oficinas de la Corte Suprema de Justicia o también en las sedes del Tribunal Electoral.

Cómo es el proceso de cremación en Panamá

Para llevar a cabo esta diligencia en Panamá debes presentar un documento con el número de cédula del fallecido. En caso de ser un menor de 10 años, tienes que entregar el Número de la Inscripción de Nacimiento. Otro requisito que debes consignar ante las autoridades es el número del Acta de Defunción.

Puedes hacer el trámite si eres familiar en primer grado de la persona fallecida. En caso contrario, debes presentar una autorización firmada por alguien que tenga parentesco cercano con el difunto.

Acta de defunción

Es necesario aclararte que el acta de defunción no es lo mismo que el certificado de defunción. El acta se refiere al documento que entrega el médico tratante o forense que ha visto al ahora occiso. De hecho, para tramitar el certificado de defunción debes contar primero con el acta, que debe ser expedida por un centro de salud y firmada por el médico autorizado.

Los servicios de cremación en Panamá

En Panamá más de una docena de empresas ofrece este tipo de servicios funerarios. Algunas compañías de gran trayectoria lo hacen de manera directa en sus propios hornos crematorios y otras subcontratan los servicios de terceros. Existen negocios funerarios dedicados exclusivamente a ofrecer la cremación de cadáveres.

La oferta también es diversa por las características de la cremación que desees para tu ser querido. Las hay económicas, que consisten en trasladar el cadáver directamente a los hornos crematorios, sin servicios fúnebres. También existen las alternativas más pomposas que incluyen la disposición de salas velatorias para que los familiares puedan darle una despedida.

Aquí, nuevamente, la elección va a depender del presupuesto disponible, las creencias religiosas del difunto y la familia o las disposiciones finales del fallecido. Una eficiente empresa funeraria debe adaptar sus servicios a los requerimientos de la familia.

Una buena funeraria en Panamá debe encargarse del traslado del cadáver desde el lugar de la muerte (vivienda u hospital) hacia sus instalaciones. Allí comienzan los preparativos para el tipo de acto póstumo que hayan solicitado los deudos. Si va a haber un acto velatorio se encargan de maquillar y vestir al cuerpo.

Si por el contrario se va a omitir el funeral y se procederá directamente a la cremación, de inmediato se pone en marcha el protocolo habitual en estos casos. El personal de la funeraria despoja al difunto de todo tipo de prendas metálicas o prótesis que pueda tener, incluyendo marcapasos.

Una vez culminados los preparativos se introduce el cuerpo al horno crematorio. Allí se somete a temperaturas lo suficientemente altas para reducirlo a cenizas. Se trata de un proceso que puede durar entre dos y tres horas. Mientras tanto, los familiares deben ser trasladados a un espacio anexo para esperar a que todo termine.

Para proceder de una manera segura, el personal de la empresa funeraria debe aguardar un período de enfriamiento para manipular las cenizas. Pasado ese tiempo, se ha concluido el proceso de cremación y los restos son introducidos en una urna o cofre, previamente elegido por los deudos.

Según sus creencias religiosas, disposiciones legales y la voluntad final de la persona que ha fallecido, la familia podrá disponer de las cenizas. En función de eso, pueden esparcirlas en el mar o en un campo abierto, elegir un espacio en el cementerio o conservarlas en la casa. Esperamos que esta información te haya resultado útil.

El proceso de cremación es un acto totalmente respetuoso con el occiso y sus familiares. Para ello hay que elegir una empresa con servicio de calidad y experiencia comprobada, con el objetivo de que todo se maneje de manera adecuada. Una buena funeraria en Panamá le debe ofrecer todas las alternativas posibles a las que se pueden optar hoy en día.

Ir arriba