Como consolar a un amigo después de la pérdida de un familiar

Cuando atravesamos por la pérdida de un ser amado lo que necesitamos es ánimo, por eso debemos saber cómo consolar a un amigo después de un proceso tan difícil como este.

La muerte es un proceso natural que tarde o temprano todos debemos enfrentar, pero eso no lo hace menos doloroso, con la pérdida de un ser amado las personas allegadas pasan por un proceso de duelo.

Y el duelo, aunque es un proceso también natural y saludable, es una situación de dolor que llega a todas las personas alrededor.

Es decir, el dolor de la pérdida de un ser querido se hace presente alrededor de toda la familia y amigos.

Es común desear ver a la persona que atraviesa el duelo recomponerse rápido, pero si entiendes las etapas de este también entiendes que se le debe permitir que se recupere a su propio ritmo.

Si conoces a alguien allegado que está pasando por un proceso de duelo estos consejos de como consolar a tu amigo te servirán.

1. Aprende a escuchar:

Se suele pensar que para consolar a un amigo o familiar debemos tener las palabras correctas cuando no es así.

Es asombroso como nuestra sociedad se cierra a expresar libremente el dolor o sentimientos negativos, por eso se cree que escuchar a alguien triste es incómodo y la mejor forma de apoyarlo es diciendo frases que lo animen a salir rápido de la tristeza.

Psicológicamente lo correcto es todo lo contrario, cuando se pierde un ser amado, de forma inesperada o no, se vive un proceso de duelo para reconocer el vacío y reconstruir la vida a partir de ahí.

Cada ser humano tiene su ritmo y manera de demostrar su dolor, algunos con lágrimas otros con ira, sea cual sea la manera de expresar el dolor es válido.

Si lo que deseas brindar un apoyo real a tu amigo en estos momentos de dolor lo mejor que puedes hacer es sentarte a su lado a escuchar lo que tenga que decir, como se siente y así brindarle tu compañía.

2. Identifica el duelo de tu amigo:

Como mencionamos antes, el duelo es un proceso natural y personal, pero conocer las etapas saludables de él es imprescindible.

La tristeza es necesaria y saludable, así como el tiempo necesario para cada individuo, sin embargo, la depresión no es saludable.

Si crees que tu amigo puede estar en un proceso de duelo que no es saludable, debes intervenir y ayudarle antes de que la depresión le cause más daño.

Conoce las etapas normales de duelo en este artículo que hemos hecho con cariño.

Identifica el duelo de tu amigo

3. Mantente presente:

El dolor por la pérdida de un ser querido no es algo que se esfuma de un día para otro, de hecho es un dolor con el que se aprende a vivir porque el vacío permanece.

Por lo tanto, si lo que quieres es brindar apoyo a un amigo mantente presente incluso después del funeral.

Hay muchas formas de mantener la presencia, con un mensaje o llamada al día, tarjetas o recordatorios positivos de la persona fallecida, comidas o invitaciones a comer.

Crear tiempo para estar y demostrar el apoyo a esa persona que esta dolida.

Con esta presencia puedes ser parte del proceso de duelo y mantenerte al tanto de que la evolución de tu amigo sea saludable o no, puedes notar señales negativas como el abuso del alcohol o drogas, aislamiento y desesperanza.

4. Ofrece ayuda:

Incluso después del funeral las labores se hacen cuesta arriba para la persona que atraviesa el duelo.

Las tareas diarias se hacen complicadas cuando la tristeza es abrumadora, una manera de ofrecer tu apoyo es ayudando en esas labores del hogar que incluyen la cocina, el aseo del hogar e incluso el autocuidado.

Si, cada persona enfrenta su dolor de la mejor manera que puede y cada caso es especial, hay personas que se sumergen tanto en el dolor que se olvidan de su propia vida descuidando su autocuidado e incluso al resto de su familia.

Puedes colaborar en las obligaciones que tu amigo en duelo debería cumplir, esto lo animará a retomar el control de su vida más pronto.

Habla con el corazón

5. Habla con el corazón:

Hablar con las personas es una excelente manera de conectar, puede ayudar conversar de manera positiva y empática sobre la situación que está afrontando.

Sin juicio, y con delicadeza de no decir frases hirientes que retrasen el proceso de duelo o causen más dolor e ira del que se esta viviendo.

Cuando hablamos con una persona con sentimientos de pérdida y tristeza debemos ser honestos y permitirnos empatizar con el dolor para saber decir lo que nos gustaría a nosotros mismos oír.

Por otro lado, se puede hacer reflexiones creativas y graciosas de los recuerdos obtenidos con el fallecido, esto es una buena manera de saber que aunque no está dejó en vida muchas huellas positivas que nos ayuden a seguir adelante.

Si crees que estos consejos se adaptan a tus puntos de vista te invitamos a aplicarlos con esa persona que este atravesando la pérdida de un familiar.

Consolar a un amigo es una noble labor, sobre todo si te preocupa su recuperación, confía en tus instintos y contacta un especialista si lo crees necesario.

Deja un comentario

Ir arriba