¿Qué es el fideicomiso testamentario?

El Fideicomiso testamentario o  sucesorio es un documento jurídico, mediante el cual se resguarda la voluntad del causante frente al  acostumbrado testamento en caso de su fallecimiento. 

Se trata de un contrato testamentario confiable, ya que está sujeto a la planificación del  patrimonio del causante, se puede decir que reemplaza al testamento tradicional, es gestionado por un administrador con licencia para ejercer y ejecutar fideicomisos que se encarga de seguir al pie de la letra sus  instrucciones e indicaciones recogidas en el compromiso firmado. 

Un fideicomiso testamentario vela por la seguridad y tranquilidad de sus seres queridos y  de su patrimonio como herencia. 

¿Cuándo y por qué hacer un fideicomiso testamentario?

Es necesario realizar un contrato fiduciario o sucesorio cuando se tengan dudas de que sus herederos puedan administrar sus bienes patrimoniales con éxito después de su fallecimiento  ya sea porque los beneficiarios pueden ser menores de edad y la ley los incapacita o por falta de conocimiento y experiencia. 

Por ello se decide transferir sus bienes a una firma acreditada, con experiencia financiera y criterio en ésta área, para que haga la entrega pertinente de acuerdo a su voluntad cuando llegue el momento.

Es una alternativa  fidedigna para aquellas personas que poseen un patrimonio considerable que lo amerita, entre ellas acciones o participaciones en la bolsa de valores, que están sujetas a  las  condiciones del mercado bursátil.

¿Qué se necesita para hacer un fideicomiso testamentario?

Uno de los requisitos fundamentales para realizar un fideicomiso testamentario, es poseer una Licencia Fiduciaria para,  según lo estipula  la ley  Panameña, ejercer bajo esa licencia. 

Dicha licencia debe ser solicitada ante la Superintendencia de Bancos y presentada por un Abogado o una firma de Abogados.  La solicitud debe estar acompañada por documentos que avalan y acrediten su capacidad y méritos para el cumplimiento de esta labor jurídica y legal. 

Cabe destacar por lo anteriormente expuesto que ningún ciudadano ya sea firma personal o jurídica, puede ejercer ningún tipo de negociación fiduciaria sin licencia ya que será sancionada según las leyes establecidas de la República de Panamá.

Cuándo y por qué hacer un fideicomiso testamentario

Una vez establecido este paso se debe crear el contrato, según el modelo de ley aceptado, donde se establezcan los deseos del testamentario, las condiciones a seguir en caso de que fallezca. 

Para este punto es necesario contar con la plena confianza sobre el fiduciario, quien será el que se encargará de administrar los bienes y cumplir el contrato una vez el testamentario no esté en vida.

Al mismo tiempo se recomienda dejar al tanto a los herederos de la situación. 

Cuando los herederos están al tanto de que sus bienes tienen un lapso para ser entregados estos pueden hacer cumplir los deseos del difunto con mayor interés. 

¿Cómo hacer un fideicomiso testamentario?

El proceso para realizar un contrato fiduciario o sucesorio, consiste en que el otorgante debe transferir sus bienes y activos al fiduciario (abogado o firma de abogados.) para que éste los administre según el plazo estipulado en el contrato. Y posteriormente éstos sean transferidos a los beneficiarios.

Los fideicomisos en Panamá pueden tener singularidad a plazo temporal o plazo determinado. Todo según sean las condiciones acordadas por el causante en el instrumento jurídico firmado.

Esto implica transferir el dominio sobre los activos en los cuales su valor puede ser definido o definible. Esto es consensuado y protocolario.

Cómo hacer un fideicomiso testamentario

Es una buena estrategia hacer un fideicomiso testamentario

Desde nuestra experiencia atendiendo a las familias en los momentos más dolorosos consideramos que sí, es una buena estrategia, porque de esta manera se protegen a los seres amados aun después de la partida de este plano terrenal. 

El duelo es un momento doloroso y tormentoso, las familias luchan con la añoranza, el dolor y a eso sumarle una responsabilidad adicional de administrar los bienes cuando no se cuenta la preparación adecuada puede ser abrumador. 

Hacer este tipo de contratos es otra manera de ser responsables con nuestro rol de jefe de familia.

Modelo de fideicomiso testamentario

Deja un comentario

Ir arriba