¿Cómo es correcto, entierro o intierro?

El término correcto al definir el acto de sepultura de un difunto es “entierro” es la vocablo válido dentro de la lengua española, sin embargo, en algunos pueblos de latinoamérica es común escuchar la palabra “intierro” que se refiere a un término cultural propio del lugar.

La etimología de la palabra entierro viene del latín “terra” y hace referencia al acto de poner bajo tierra. 

A través de los años de la evolución humana el acto de enterrar ha variado su connotación, convirtiéndose en un ritual que depende de la cultura, religión, posición social, clima y costumbres de la época. Se entiende que el entierro es uno de los diversos rituales funerarios que han existido, el embalsamiento, velorio, sepultura y cremación son algunos de ellos. 

¿Cuál es la evolución histórica del entierro en la humanidad?

Egipto

Se considera una de las primeras culturas evolucionadas de la humanidad, en la que la valoración de la vida después de la muerte era un aspecto importante, tanto que creaban rituales con ofrendas específicas para que la persona encontrara todo lo que necesitaría después de morir. 

En los grandes faraones se observaba el deseo de reinar incluso después de la muerte así como de mantener una actitud correcta para pasar a una vida prodigiosa. También se podía observar las diferencia en las condiciones sociales y económicas de cada individuo. 

El entierro de un faraón de Egipto o de una persona sin deudas se realizaba de manera especial, sin embargo, si la persona tenía deudas o se consideraba malo era enterrado en una fosa, sin exequias. 

Cuál es la evolución histórica del entierro en la humanidad

Roma

El ritual consistía en exponer al difunto de alta sociedad durante varios días en su propia casa, luego, todos vestidos de negro acompañaban al cadáver a su entierro que se comprobaba durante toda una noche. 

Mientras que los cuerpos de los pobres eran inhumados sin ninguna ceremonia dentro de un féretro común.  

Judíos

Los rituales de esta religión duraban hasta 7 días, en los que los familiares cercanos del difunto debían guardar ayuno y caminar descalzos para demostrar su respeto. Los entierros más respetados de príncipes o reyes podían durar hasta 30 días. 

Las otras culturas se inclinaban más por la cremación o inhumación de los cadáveres después de una ceremonía de sepelio. 

¿De qué se trata el entierro civil?

Aunque en el tiempo siempre ha perseverado la religión, algunos no creyentes han deambulado en la tierra prefiriendo un ritual de sepelio laico o civil, donde no se inclinan hacía ninguna creencia en específico. 

Se trata de un entierro simple que incluye una despedida con palabras reflexivas que pueden hablar sobre la memoria del difunto y sobre lo que se opina de la vida y la muerte. En este tipo de ceremonias no se busca una aceptación después de la muerte ni asegurar un estatus del otro lado porque no se creen en un más allá. 

Otras curiosidades sobre el entierro

Animales enterrando

Durante mucho tiempo se creyó que los humanos éramos la única raza capaz de entender el final de la vida como la muerte, sentir el abandono y por esta razón buscar rituales que nos traigan paz al honrar la memoria de los difuntos, sin embargo, hoy en día se ha comprobado que otros animales también entierran a sus difuntos. 

Los elefantes y los chimpancés identifican la muerte de sus seres queridos y cubren su cuerpo con hojas, es la evolución de la vida en la tierra. 

Música en los sepelios

Algunas culturas como la irlandesa, hacen uso de la música durante el velorio y el entierro del difunto, esto es por dos creencias unidas a esto, la primera: Se tenía la convicción de que la música fuerte alejaba a los malos espíritus del alma difunta. 

La segunda: Ayudaba al vigía a permanecer despierto para que vigilara si en difunto se despertaba, cabe destacar que, en la antigüedad eran muchos los casos en los que se confundía la catalepsia con la muerte y se producían entierros prematuros. 

De qué se trata el entierro civil

Las flores tienen su historia

Se considera que la presencia de las flores en los funerales de la antigüedad era necesaria para contrarrestar el mal olor de la descomposición natural del cadáver ya que eran muchos días los que permanecía el cuerpo en exhibición, dependiendo de la cultura.

Por otro lado, en roma se le consideraba un gesto que le permitía al alma sentirse en armonía durante su transición. Por tanto las flores siempre han sido de utilidad agradable durante un ritual funerario. 

¿Quieres asegurar un entierro de calidad? Protege a tu familia en un momento de dolor

Ir arriba